Contacta aqui por WhatsApp

Top 7 errores de una boda 

Top 7 errores de una boda 

Son muchas las novias que, tras su paso por nuestra tienda, nos cuentan su experiencia en su boda. Algunas de ellas nos comentan algún detalle que salió mal. Desde WeddingLand hemos recopilado todos esos desaciertos en una lista de errores. Y a continuación, compartimos nuestros mejores consejos.

1. Superar el presupuesto

Debes elegir el presupuesto de tu boda antes de planificar ni comprar nada; y, lo que es más importante, debes atenerte a él. El error que comenten algunas novias es entrar directamente en los detalles y las compra. Pero primero deberías centrarte en la imagen general de la boda. Y recuerda: si aumentas el presupuesto en algún elemento, cerciórate de reducirlo en otro  para compensar ¡Haz números!

2. La fecha de la boda

Elige un día que funcione mejor para tu familia, tu presupuesto y la ubicación de la boda. Ten en cuenta también el clima y la época del año. Si no disponemos de un presupuesto muy elevado, optar por una fecha de temporada baja es una muy buena opción. Aunque ahora se llevan las bodas durante todo el año, ya que las mangas le aportan un toque especial al vestido de novia. 

              

Modelo FE (St. Patrick White One)                                        Modelo ZABAEL (Studio St. Patrick)                                           Modelo FAMOSA (St. Patrick White One)

3. Elección del lugar

La elección del lugar es uno de los puntos más críticos en las primeras etapas de planificación. La decoración tiene que estar en consonancia con el lugar escogido. Debes comprobar que tipo de ornamentación le sienta mejor a ese emplazamiento. Tienes que diseñar teniendo la localización en tu mente, y a partir de ahí, concretar todos los detalles.

Otro error común es el espacio del lugar: algunas veces demasiado grande o demasiado pequeño respecto el número de invitados.

4. No tener un plan B para las bodas al aire libre

¿A quién no le gustaría una boda en la playa o en medio de un bosque? Pero a veces no planificar significa fallar. En lugar de confiar en las predicciones meteorólogas, siempre debes tener un plan B por ese “por si acaso”. 

5. La lista de invitados

Sabemos que es un día importante y que quieres compartirlo con el mundo entero pero, a veces invitamos a personas que ni siquiera conocemos de más de un año. Más vale ser fiel a uno mismo y no tener que acomodar el presupuesto luego. 

6. Fotografía

A veces las parejas se enamoran de las fotos de un fotógrafo profesional en Instagram o por internet. Lamentablemente, algunas parejas se sienten decepcionadas cuando reciben sus propias fotos de boda.  Así pues, no te dejes guiar por esas cuentas. Debes pensar que detrás de cada cuenta, hay un trabajo de edición y elección de las mejores fotografías para poder venderse. Lo mejor que puedes hacer es pedirle a tu fotógrafo que te envié la galería de una boda reciente en la que haya trabajado.